Blog JGA

Blog de la Asesoría on line JGA

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Si tengo beneficios en mi empresa por los que tengo que pagar impuestos, ¿dónde está el dinero?

Publicado por en en Contable
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 3215
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Esta es la pregunta que se hacen muchos empresarios y pequeños autónomos que ejercen su actividad y cuyo nivel de facturación es superior al nivel de gastos de manera suficiente para generar un beneficio por el que tanto la empresa como el autónomo tendrá que pagar, el Impuesto de Sociedades la primera, y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el segundo.

La respuesta a esta pregunta no es única, y por supuesto hay que partir de la base que beneficio no es sinónimo de tesorería, entendiendo por ésta última el dinero que poseo en mi caja y/o banco.

Y es que ingresos y gastos se contabilizan según el criterio del devengo, esto es, cuando se generan, independientemente del momento en que estos se cobren, y de ahí el desfase.

Una de las causas de la falta de liquidez de muchas empresas que tienen una importante facturación, ha venido siendo en estos últimos tiempos por los impagos de clientes, unido al hecho de que se tienen gastos fijos de pago casi inmediato, y de proveedores de los cuales dependen las empresas cuyos períodos de pago son cortos.

En esas circunstancias, si sólo una parte de mis ingresos totales entran en el banco y sin embargo si tengo que cumplir religiosamente con los pagos, es evidente que no dispongo de la misma liquidez que el beneficio generado.

En estos casos,  si tus proveedores no te dan margen de pago hay que intentar que tus clientes te paguen al menos con el mismo margen que el que te dan tus proveedores para evitar problemas de liquidez.

 

También es posible que se haya invertido en algún vehículo, local, o cualquier otro elemento inmovilizado, el cual entra en la empresa como inversión, es decir un elemento que tengo ahí y que poseo y en cualquier momento puedo vender.

Si lo hemos pagado al contado ese dinero no estará en la tesorería, y el gasto se resta de mi beneficio no en su totalidad, sino en un porcentaje que es lo que se denomina amortización, que no es más que una cantidad que vamos reservando de gasto de ese elemento y que coincide con la vida útil, de tal manera que cuando ya el elemento esté viejo podamos cambiarlo por otro nuevo.

De esta manera, lo recomendable es adquirir elementos de inmovilizado que me permitan incluir más gastos como puedan ser un renting o un leasing, que no son más que formas para adquirirlos de manera aplazada y con otro tipo de ventajas fiscales y que permitan que no supongan un desembolso total de nuestra tesorería.

También hemos de tener en cuenta si se están pagando deudas que están mermando la tesorería y que no supongan un gasto que reduzca el beneficio.

En empresas que no son de servicios, es decir aquellas que se dedican a vender o fabricar productos, la historia se complica aún más, porque es posible que se hayan comprado más productos de los que se hayan vendido, por lo que ese stock restante hay que sacarlo del gasto contable, porque no es gasto sino bienes susceptibles de venderse en el futuro,  pero el pago de esos productos si se ha realizado en la cuenta de tesorería.

Igual sucede en las empresas productoras, que compran materia prima para la fabricación de sus productos, los cuales pueden quedar en stock y por tanto también hay que descontarlos de los gastos que reducirían el beneficio generado, pero volvemos a lo mismo ese dinero no estará en mi tesorería.

Por ello es muy importante, llevar siempre un control de todos estos factores, y que en todo momento el empresario o autónomo tenga consciencia de el beneficio que está generando y del disponible monetario que pueda usar, en orden a que pueda realizar operaciones que les permitan tener una tesorería para hacer frente a los pagos, ya que la falta de tesorería puede dar lugar a que una empresa a pesar de generar beneficios no se pueda mantener en el tiempo.

Espero que os haya aclarado algo este artículo en esa difícil pregunta que sin embargo está en boca de todo emprendedor preocupado por su empresa.

Como siempre, estamos a vuestra disposición en la sección de consultas y si quieres dar respuesta particular a esta pregunta, contacta con nosotros y te daremos presupuesto para elaborar un informe que te permita actuar.

 

 

 

 

 

 

0

Comentarios