Blog JGA

Blog de la Asesoría on line JGA

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Lo que los Presupuesto Generales del Estado del 2018 nos dejó…

Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1208
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

El pasado 3 de julio,  se publicaron los Presupuestos Generales del Estado, mediante Ley 6/2018 publicado en el BOE de 4 de julio de 2018.

Una de las novedades que nos afecta a los autónomos es la subida de la cuota de autónomo de 275 € a 278,87 €, para los autónomos acogidos a la base mínima, lo que supone un incremento de 3,87 € al mes, y anualmente supone un aumento total de 46,44 €

Si tenemos en cuenta que dicha cuota va asociada a la  base mínima  de cotización de 932,70 €. Es decir que el autónomo paga un 29,9 % de dicha base.

Si tenemos en cuenta que a los trabajadores por cuenta ajena, asumen en su nómina un 4,7% del pago de seguros sociales, descontados de su sueldo, se puede observar cuán injusta es la proporción, ya que de la base de cotización del autónomo que es la que estima la seguridad social que es la que percibiría el autónomo, la mayoría de los actuales autónomos en España, firmarían por percibir esa cantidad  de 932,70 € mensual como  resultado disponible una vez hecho frente a los gastos. 

Por tanto, hasta que en los presupuestos no se tenga en cuenta que los autónomos paguen por una cotización que tenga en cuenta sus verdaderos resultados, los autónomos estamos soportando un gasto en seguridad social, que en muchos casos obliga a dar de baja a la actividad, ya que los ingresos de la misma no cubren ese gasto y se hace insostenible poderlo seguir soportando.

Por lo que medidas que incrementen el gasto sólo puede traer como consecuencia que se reduzcan los autónomos y por tanto se incremente de nuevo las tasas de paro, pero parece que nuestros políticos en el afán recaudatorio no se dan cuenta de esto, y el apoyo al emprendedor que tanto se ha vendido hace ya unos años, en la práctica, no es una realidad, sino un slogan publicitario político más.

También en materia laboral, se incremente el permiso de paternidad de cuatro  a cinco semanas.

 

Desde el punto de vista fiscal, estos presupuestos nos han traído un aumento de la reducción aplicable a los rendimientos del trabajo, para aquellas rentas más bajas. 

De esta forma para rentas del trabajo inferiores a 13.115,00 € anuales, la reducción aplicable es de 5.565, y para rentas comprendidas entre 13.115,00 € y 16.825,00 €, la reducción consiste en aplicar la siguiente fórmula: (Importe del rendimiento de trabajo – 13.115,00) x 1.5.

Esto significa que si tus rentas son bajas, aún se reducirán más, y así evitar que estas rentas bajas tengan que pagar impuestos

También se produce un aumento en la deducción por maternidad, tanto la deducida en la renta como la percibida por adelantado, consistente en 1.200,00 €  para mujeres con hijos menores de 3 años, que estén de alta en el correspondiente régimen de la seguridad social, ya sea autónoma o trabajadora por cuenta ajena, y que se puede percibir de manera anticipada a razón de 100,00 € mensuales.

La modificación consiste en que se incrementa esta cantidad en 1.000,00, si se pagan gastos de custodia del menor consistente en gastos de guardería y colegio, siempre que dichos gastos no estén subvencionados o se cobren como rendimiento de trabajo en especie.

Se incrementa el límite para determinar la obligación de declarar en caso de más de un pagador a 14.000,00 €, frente a los 12.000,00 € que se contemplaban antes de esta modificación.

En el impuesto sobre sociedades se modifica el porcentaje de cálculo de los pagos fraccionados de empresas cuyo 12 meses anteriores a su cálculo hubiesen obtenido una cifra de negocios igual o superior a 10 millones de euros, siendo éste del 23 % a aplicar sobre el resultado positivo de la cuenta de pérdidas y ganancias de los 3, 9 y 11 meses de cada año natural.

En el IVA, se aplica el tipo reducido, el 4%, en lugar del 21% a las entradas a salas cinematográficas.

 

0

Comentarios